Cabecera Columnas Blancas
image

Un fútbol que se derrumba

“Un mundo que se derrumba”, es una frase conocida en algunos diálogos de cine clásico. Así, en el guión que los hermanos Epstein entregaron a Michael Curtiz para “Casablanca”(1942), es pronunciada por Rick (Humphrey Bogart)en la inolvidable escena en que le dice a Ilsa (Ingrid Bergman) “el mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos”. Mientras tronaba la 2ª Guerra Mundial aquellos dos seres se abandonaban a inadecuadas cuitas personales. También en “Scaramouche”, excelente film de aventuras dirigido por George Sidney en 1952, basado en la omónima novela de Rafael Sabatini (1921), hay una escena en la que André Moreau (Stewart Granger) pronuncia la misma frase. En una revolución como la francesa de 1789, él está enfrascado en supuestos orígenes familiares que le impiden el amor de Aline de Gravillac (Janet Leig).

Sucede ahora con el ¿fútbol? Creo que es cualquier cosa menos eso. Uno sigue enganchado por el amor que profesa a su club de siempre, el Sevilla FC, el de sus mayores y su infancia,  el de su ciudad y el de un barrio entero que se estremecía y temblaba los días de partido. Y uso el pretérito imperfecto porque la guerra en forma de pandemia nos ha privado hasta de los ecos que salían del estadio. Una voz enlatada canta los “goals”, pero nada parecido al grito enrabietado de multitud de gargantas. Es la razón por la que he empleado este título parafraseando un recurrente diálogo en el Cine Clásico.

El cambio lleva tiempo produciéndose, aumento de clubs en la LFP desde 1971, publicidad en las camisetas, marca multinacional para las mismas, adelanto de la competición doméstica a pleno verano en unas latitudes en las que es insoportable jugar o acudir a un estadio, todo un marasmo de competiciones… ¿para qué seguir? Pero la guerra del Covid-19 y sus mutantes ha terminado por dar ya la puntilla a eso que yo llamaba fútbol. Ya no lo conozco.

Entiendo perfectamente que mantener la competitividad exige estos sacrificios ya que los ingresos por abonos son el 5º capítulo de cualquier entidad. Que orientales asiáticos con el huso horario UTC+8, entre la los 80º y 120º longitud E. y 20º y 50º latitud N. paguen por ver nuestra LFP y nos obliguen así a horarios intempestivos, que se ingrese mucho por publicidad, por “sponsors”, etc… lo asumo. “Marketing”, “Merchandaising” y otros aspectos, superan con creces al “ticketing”. ¿Lo he escrito bien? Pero el enjambre de competiciones que lastran el calendario de los clubs, para mí es incomprensible, y llega a empachar.

Escribo inmerso en la nostalgia de algo que ya no existe, lo sé. El verano comenzó con el anuncio de la editorial Tomás Tocino e Hijos de que ya no publicarían más la excepcional obra que iban lanzando ininterrumpidamente desde la temporada 1949-50 y que yo venía coleccionando desde finales de los sesenta, el Calendario Dinámico. Barrido inmisericordemente por las nuevas tecnologías, las mismas que nos obligan a una digitalización forzosa, imperativa, para renovar el abono anual, se han cargado una publicación sin la que muchos no entendemos el inicio de temporada.

Y aquí vemos a quienes, acostumbrados a ir anualmente a su taquilla, ahora se ven empujados a engancharse a una máquina y familiarizarse con un lenguaje incomprensible, hay que saber Inglés, para dar con la tecla precisa introduciendo códigos numéricos en campos, y cuando crees te has enterado de lo que es un código de barras este queda anticuado y aparece otro que es “QR”. Puedes tener tu carnet en el móvil, pero para eso debes tener una “aplicación”, y si lo quieres físico, como el de toda la vida, te lo mandan a un local si no te fías del buzoneo, con un plazo de tres días para recogerlo ¡en Agosto! Es como un Apartado de Correos, pero digitalizado, se necesitan códigos y números de seguimiento para que se te abra la cajita. Llamar a la empresa que el SFC contrató para su distribución o hacer lo propio al teléfono que la entidad habilitó para las dudas fue un calvario, según mi propia experiencia y la de otros.

El estío transcurrió lánguidamente, el llamado caso Koundé quedo oculto, afortunadamente, por el “affaire” M´Bappé y la marcha al PSG de SR-4, nuestro director deportivo ha confeccionado una esperanzadora plantilla, y la tranquilidad solo se ha visto empañada una vez más por el enésimo aparente asalto al poder del Sr. Del Nido Benavente. Ya debe saber que el sevillismo rechaza su carácter y su personalidad, y que no quiere nada de alianzas con gentes ajenas a la ciudad y al club, entonces, ¿Por qué insiste? ¿Es que quiere un nuevo pacto con el resto de grandes capitales presentándose como el que expulsó a “los americanos”? ¿Tan suculento es el negocio del Sevilla FC actual?. ¿Cree realmente que la afición se lo va a tragar?

Y mientras, aquí seguimos con aplazamientos de partidos por decisiones imprevisibles de FIFA en la Commenbol y sin posible fecha alternativa dado el cúmulo de torneos, y para colmo, ¡mire Vd. Hombre! el “merenguismo” se nos encampana nada menos que por agravios comparativos, vivir para ver. ¿Cuándo se percatarán las instituciones del fútbol en España que el calendario doméstico hay que descargarlo? Lamento escribirlo, pero si no se desea reducir el nº de equipos en la Liga Santander, hay que idear un sistema que permita  acortar y dejar disponibles fechas. Pero ese es otro análisis.

Para mí, la apertura del RSP empieza el 14-9-2021, me hago la idea de que empieza la emoción como antes con la visita del Red Bull Salzbourg. Buena suerte a todos y feliz temporada 2021-22, y ¡Viva el Sevilla hasta la muerte!

ALEJANDRO CADENAS 09/09/2021

Soñar

Con la esperanza y la ilusión puestas por bandera. Con un equipo técnico con continuidad. Con una perspectiva que hacía años que no teníamos. Con nuestros ahora rivales, más debilitados que antes. Con haber hecho los deberes y la tranquilidad de saber que estamos en buenas manos. Con sentirnos fuerte por la calidad técnica y el compromiso de la plantilla. Por todo ello, creo que tenemos el derecho a SOÑAR.

Recuerdo muchos años, muchísimos, diría yo. Dónde nuestra meta era simple y llanamente permanecer en primera división. Dónde soñábamos con que volviese aquel Sevilla que nuestros padres y nuestros mayores nos contaban. Aquel Sevilla poderoso deportivamente con los Stukas o la delantera del miedo. Como te contaban con ojos vidriosos aquellas hazañas y ese pasear el futbol de los que muchos señalaban como escuela Sevillista.

Esta temporada, volveremos a aspirar a Champions, con la gran diferencia, que alcanzar la UEFA, es decir quedar 5-6º será un gran fracaso. ¡¡¡ Lo que cambia la vida y el fútbol ¡¡¡. Y cuando uno aspira a algo, lógicamente sueña con lo máximo. ¿Tenemos derecho a soñar? ¿Si soñamos nos metemos más presión? ¿puede sonar la flauta? ¿La temporada pasada nos da pie a cuotas mayores?

Muchas interrogantes, pero en nuestro fuero interno, un cosquilleo. ¿Por qué no? Algún año, alguna temporada puede ser. Quien compra cupones le puede tocar. ¿Y si nos toca el gordo ?. Nos da miedo, o tal vez prudencia, el decir que este año puede ser.

En fin, que mejor soñar, que tener miedo a bajar, mejor aspirar a lo máximo, que no aspirar a nada, mejor tener confianza que nervios. Sevillistas, disfruten, tengamos aspiraciones, y soñemos. Y por favor mensaje a quienes deben de recogerlo, dejen la luchas personales, piensen en el Sevilla FC, Unirse , Firmen los Pactos que tengan que firmar, entiéndanse como Sevillistas que son, ahuyenten al enemigo y seguro que toda esa fuerza de la Unión, nos hace soñar aún mas.

Bocetos proyecto museo. Fuente: Archivo del autor.
CARLOS ROMERO 07/09/2021

La joya de la corona del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán

Estos días se cumplen tres años de la inauguración del museo del Sevilla FC, creo que tenemos algo de perspectiva para analizar qué ha supuesto para la institución y su aportación a los visitantes.

Según la ECA, (European Club Association) de la que el Sevilla FC es miembro, a medida que la industria del fútbol se vuelve cada vez más competitiva, es importante que los clubes reconozcan y promuevan la cultura y la historia a través de sus departamentos históricos o personas responsables de la historia, que hacen que sus clubes sean únicos. Esto, junto con la identificación del museo del club como un flujo de ingresos importante y algo que mejora la experiencia de los fans, ha generado un creciente interés en la creación y el desarrollo de dichos museos.

Como contamos en anteriores entregas, la historia es un acicate importante en la modernización de los clubes de fútbol de élite, entendido como parte de uno de los ejes estratégicos en su globalización. No fue un camino de rosas poner en marcha el museo del eterno campeón de Andalucía, la responsabilidad nos llevaba a temer no acertar en los objetivos, por lo que fue un proyecto que nos llevó años ejecutarlo y en el que intervinieron numerosos especialistas y empresas. Había que poner en marcha un proyecto que debía cumplir dos premisas: debía estar a la altura del Sevilla FC y la de conseguir el mejor museo posible.

Un Sevilla FC comprometido como institución con el proyecto, que debía albergar 130 años de historia, un patrimonio histórico realmente soberbio, y esos elementos que lo hacen singular: el único museo del mundo futbolístico en el que pueden observarse seis títulos de la UEFA Europa League.

Render del proyecto de museo del Sevilla FC realizada en 2018. Fuente: Archivo Sevilla FC.

Además de los criterios propios y tener una idea en mente clara de lo que queríamos conseguir, fue esencial ver y observar qué estaban haciendo otros, cuáles eran sus problemáticas y dificultades, pero, sobre todo, tomar nota de aquello que los hacía ser exitosos y nos sirviese como inspiración.

Queríamos conseguir que fuese un museo dinámico, cambiante, que la información que contuviese llegase a todos de forma fácil, muy visual; prácticamente de un solo vistazo, con unos contenidos y un discurso expositivo adecuados; adaptado a todas las edades, a personas con movilidad reducida, en varios idiomas y con una multimedia vanguardista que mostrase la información de forma clara, fácil y pedagógica, intentado que supusiese la inmersión del visitante en una experiencia en clave blanquirroja, un museo de los sentidos.

Render del proyecto de museo del Sevilla FC realizada en 2018. Fuente: Archivo Sevilla FC.

Diseñado como una línea temporal repartida en sus cuatro salas y más de 1.100 m2 de exposición, alterna zonas de exposiciones temporales y espacios monográficos, el visitante nunca verá el mismo museo cuando repita visita, podrá observar un título europeo o nacional y obtener los datos de cualquier jugador de la historia sevillista, (todos desde 1890 hasta hoy en día) así como entrenadores, presidentes, camisetas, o todos los estadios históricos en los paneles multimedia que se ponen a disposición, todo ello mientras se oyen de fondo los cánticos de gol norte, con un sonido realista de alta definición.

Se fabricaron maquetas de todos los estadios sevillistas a lo largo de la historia, fruto de unos trabajos de investigación enormemente complicados, pero hoy podemos observar en la exposición, con gran detalle, dónde y cómo jugaron nuestros ancestros.

Lugar importante ocupan los títulos europeos para gloria del Sevilla FC, un lugar de ensueño para cualquier sevillista que se precie de serlo, con la fabricación, además de la vitrina central que los aloja, de unas hornacinas con objetos de culto de cada una de las finales.

Especial mención es la que se hace a nuestros dorsales de leyenda, donde se pueden consultar sus hazañas como héroes sevillistas, así como el enorme espacio dedicado a los grandes trofeos amistosos y veraniegos, muchos kilos de plata de la más rica orfebrería, como la de Marmolejo en los trofeos ‘Ciudad de Sevilla’, digna de ser admirada.

Hoy podríamos decir, con la perspectiva que nos aportan estos tres años, que creemos que lo hemos conseguido en una buena parte.

Atrás quedaron los años en los que el Sevilla FC no podía mostrar su gloria adecuadamente, el museo sevillista ha conseguido la mayor calificación posible en los tour-operadores, las visitas son numerosas, y ha logrado posicionarse en el top 10 de museos y espacios expositivos de la ciudad de Sevilla. Percibimos igualmente que gusta al visitante y que realmente percibe la experiencia que proponemos.

Render del proyecto de museo del Sevilla FC realizada en 2018. Fuente: Archivo Sevilla FC.

No hablaremos de beneficios económicos, no es el objetivo, pero sí podemos hablar del enorme beneficio intangible e inmaterial que aporta un museo de estas características a propios y a extraños, es la mejor forma en la que podemos transmitirle a un foráneo qué es y qué significa esta institución, al mismo tiempo que potencia el sentimiento blanquirrojo en un sevillista.

Igualmente, el ‘Sevilla FC History Experience’ está asociado con la ‘International Sports Museums Association’ – ISMA, a los que pertenecen los grandes museos futbolísticos del mundo, como Boca, River, Benfica, Juventus, Bayern, y Arsenal entre otros, con sede en Lisboa.

Para terminar, decir igualmente que no todo son luces, también hay sombras, la pandemia truncó desgraciadamente de forma temporal la línea de éxito como casi en todos los sectores culturales, aunque las previsiones de recuperación son halagüeñas conforme la pandemia va retrocediendo.

En el horizonte está seguir mejorando siempre, siendo exigentes como buenos sevillistas, decíamos no es un museo estático, deben plantearse a nivel museológico determinados objetivos a medio y largo plazo, trabajamos como departamento del club para ello.

Foto: Sevilla FC History Experience – Sala 2. Archivo Sevilla FC.

JOSÉ MANUEL ARIZA 02/09/2021

Los mares del sur

Saludos. No, no me refiero a la magnífica novela de Vázquez Montalbán porque, entre otras cosas, no soy, ni pretendo ser, crítico literario. Solo soy lector sin fondo o formación pero ésa novela me gustó, entre tantas otras. Tampoco a las idílicas isla del Pacífico por allí situadas, en el mal llamado “quinto continente”, colocado […]

Distancia

Dicen que la distancia es el olvido, pero yo no concibo esa razón. La ausencia es fuente de inspiración del poeta, es añoranza que activa el sentimiento, y es fuerza que nos une más a lo que queremos. Hoy quiero traer a este patio de columnas el recuerdo de lo vivido, y también un tributo […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies